El secretario general del Sindicato de Prensa de Neuquén se refirió a las pintadas que sufrió el monumento a Rodolfo Walsh por parte de un grupo vinculado al golpe cívico-militar. “Esto no fue vandalismo, fue algo premeditado”. Las declaraciones fueron hechas este lunes por la mañana durante un acto en conmemoración del Día del Trabajador de Prensa.

El acto se realizó en el busto de Rodolfo Walsh en Neuquén capital, -la plazoleta ubicada en Avenida Argentina y Periodistas Neuquinos- que el viernes pasado fue pintado con clara intención de querer amedrentar a los trabajadores, descalificar la búsqueda de Justicia por los delitos cometidos durante la dictadura con claras intenciones de lograr impunidad y dar una señal “promilitar” a la sociedad neuquina.

“Acá a cuatro cuadras tenemos la municipalidad, hay cámaras por todos lados, las cámaras nos tienen que decir cuántas personas fueron, a qué hora, y quiénes pudieron ser. Y esas imágenes las tiene Pechi Quiroga”, reclamó Livera.

Además, señaló que el Sindicato de Prensa llevará la denuncia a la Fiscalía. “Esto no fue vandalismo, fue algo premeditado”, agregó, “por algo se hizo acá en Neuquén y pasó lo mismo en Bahía Blanca y La Plata, todos lugares en donde en estos momentos hay trámites de juicios para los dictadores o quienes colaboraron con el golpe cívico militar”.