Ante la utilización del nombre del Sindicato de Prensa de Neuquén en una campaña de apoyo al candidato de un partido para el próximo balotaje, la comisión directiva informa a los afiliados, a todos los trabajadores del colectivo de prensa (privados, estatales, independientes) y a la comunidad neuquina que nuestro gremio no puede apoyar a uno u otro postulante presidencial, entendiendo que dentro de nuestras filas hay simpatizantes de todas las fuerzas políticas y que son los afiliados, reunidos en asamblea, quienes en definitiva pueden decidir el rumbo político de nuestra organización sindical.

Esta comisión directiva expresa su enérgica defensa de los derechos sindicales irrenunciables como el mantenimiento del sistema de paritarias libres, sin techos implícitos o explícitos, la actualización periódica del Salario Mínimo, Vital y Móvil y el cumplimiento pleno de los Convenios Colectivos de Trabajo, garantía de aplicación de los derechos salariales y laborales.

Manifestamos nuestra preocupación por los crecientes índices de informalidad laboral en nuestra actividad, con trabajadores fuera de convenio, incumplimientos de salarios por actividad y la obligación de convertirse en monotributistas para poder trabajar en los medios locales. Por eso, demandamos un mayor compromiso del Ministerio de Trabajo de Nación y la Subsecretaría Provincial de Trabajo para hacer cumplir a las empresas periodísticas las normativas vigentes.

Rechazamos toda medida que pueda afectar el poder adquisitivo del salario de los trabajadores. Reclamamos la quita del impuesto a las ganancias sobre el salario, al entender que el salario no es ganancia sino un ingreso para el sustento familiar.

Exigimos la inmediata implementación del adicional salarial por zona desfavorable en todas las provincias patagónicas, lucha que ya llevamos a las calles a lo largo de este año a pesar de la negativa del sector empresarial a querer dialogar.

Nos oponemos enérgicamente a la multiplicidad de tareas a la que están obligados los y las trabajadoras de prensa en los nuevos multimedios, entendido que eso es, lisa y llanamente, una explotación laboral, una excusa de los empresarios para pagar menos salarios por más funciones. Cada tarea debe ser un puesto de trabajo.

También expresamos nuestra férrea defensa de la libertad de expresión, que es un derecho de toda la ciudadanía y no de los empresarios de medios de comunicación.

Finalmente, desde el Sindicato de Prensa de Neuquén convocamos a nuestros afiliados a participar del acto eleccionario del 22 de noviembre, más allá de cual sea el voto que cada uno elija, porque sólo participando defenderemos la democracia.

logoSP

Comisión Directiva

Sindicato de Prensa de Neuquén