El 24 de marzo se cumplirán 40 años del comienzo de la dictadura cívico militar más cruenta que vivió nuestro país en su historia. El terrorismo de estado dejó 30.000 desaparecidos y también impuso el simiente de un modelo económico que sumió en la pobreza a la mayoría del pueblo argentino.

La pelea por la Memoria, la Verdad y la Justicia, la iniciaron nuestras Madres de Plaza de Mayo y los organismos de Derechos Humanos, a partir de una consigna que sigue vigente después de tantos años: juicio y castigo.

Hoy con el desarrollo de los juicios históricos que buscan a los culpables de los delitos de lesa humanidad cometidos en esos oscuros años, se está más cerca de ese objetivo. En Neuquén se está desarrollando el cuarto juzgamiento a los genocidas responsables por los desaparecidos de la región y los jóvenes militantes que fueron perseguidos, secuestrados y que sobrevivieron a la tortura en los centros clandestinos de Neuquén y Río Negro.

Emiliano Ortiz

Apertura del IV juicio. Diciembre 2015. El tribunal, el público; a la izquierda detras de las defensas, los acusados.



Como una contribución a esa necesidad de mantener vigente la memoria, el Sindicato de Prensa de Neuquén editó a fines de 2015 el libro “Crímenes de la Dictadura en Neuquén y Río Negro”, un libro de texto periodístico con el seguimiento de los siete meses de audiencias del segundo tramo de la causa conocida popularmente como “La Escuelita II”, con un capítulo especial dedicado a las inspecciones oculares que los jueces del tercer juicio realizaron a los centros de detención y totura en Cipolletti, Neuquén y Cutral Co.
El también llamado “Caso Luera”, que se ventiló desde marzo a diciembre del año 2012, es el que se refleja en este volumen de poco más de 400 páginas y que representa el trabajo de una veintena de periodistas y reporteros gráficos.

Sentencia Juicio La Escuelita II Trabajadores de Prensa en cobertura Foto Oscar Livera 01

Trabajadores de prensa en juicio La Escuelita II

La génesis fueron los talleres y capacitaciones en los que buscamos un mejor desempeño para enfrentar con mejor oficio las peculiaridades de este juzgamiento de lesa humanidad y donde dos compañeros -que trabajaron en los medios de comunicación en los años de la dictadura- propusieron que, como un aporte a la memoria colectiva, reflejáramos la información en la página web del sindicato.
“El Diario del Juicio”, consultado por diferentes actores de nuestra comunidad y también de otros puntos del país, fue el cuerpo de notas que nutrió el libro.
En días donde desde algunos sectores se pretende volver atrás en el juzgamiento de los represores que actuaron en la dictadura cívico-militar y hasta incluso se pide la libertad de los ya condenados, posición que repudiamos y no compartimos, está a disposición la obra “Crímenes de la dictadura en Neuquén y Río Negro” para que se haga justicia y se mantenga viva la memoria.

Ellas2

Lolin Rigoni e Inés Ragni en los juicios

Como se afirma en el prólogo, “Crímenes…” es el “diario de ruta” de una batalla memorable: justicia versus impunidad. Se apuesta a la instalación de este acontecimiento en la memoria colectiva. Ahora y en el futuro, por eso la necesidad de reflejar lo ocurrido en las páginas de un libro.
“…escrito por un coro de trabajadores de prensa, periodistas por vocación y por formación…los autores de esta creación colectiva conocen las reglas. Antes que nada información completa, verificada y desde múltiples fuentes…. ocurre que estas crónicas… pertenecen también, de pleno derecho, al género historiográfico”, prologó Noemí Labrune.
Tal como aspira el SPN “Crímenes de la Dictadura” será leído por quienes participan de la batalla contra la impunidad, aún inconclusa y por las sucesivas generaciones que busquen recuperar la historia… para posicionarse del lado de la memoria, la verdad y la justicia.

Labrune en la presentación el 25 de noviembre de 2015

Los autores de este trabajo, entre periodistas y reporteros gráficos, fueron Judith Calmels, Shirley Herreros, Cynthia Arteaga, Laura Loncopán Berti, Mario Sánchez, Melina Fit, Néstor Mathus, Georgina Gonzales, Ana Laura Calducci, Marcelo Pérez Lizaso, Olga Cabezas, Estefanía Mottl, Débora Cívicos, Verónica Benjamín, María de los Angeles Demetrio, Juan Pablo Grigioni, Haydee Escudero, Matías Subat, Cecilia Maletti, Emiliano Ortiz y Oscar Livera.
La responsable de la diagramación y diseño gráfico fue Ivalú Obeid.
La imprsión de la obra fue posible por la colaboración de la Legislatura de la Provincia de Neuquén, de la Universidad Nacional del Comahue, del Sindicato de Trabajadores Judiciales de Río Negro (Sitrajur) y de la Comisión de Asociados del Banco Credicoop.

La obra colectiva

La obra colectiva

Los puntos de venta del libro son: en Neuquén, en las librerías Logos (Buenos Aires 1061), Libracos (Corrientes 282, esq Perito Moreno), Abrí Mundos (Santa Fe 679); y la Cooperativa Cae Babylon; en la Torre de Periodistas (avenida Argentina y Periodistas Neuquinos); en Cinco Saltos, la librería Ricardito I (Roca 602).

 

Sindicato de Prensa de Neuquén

Neuquén, febrero 2016