Radio en La Escuelita

Zona Libre transmite en vivo el veredicto de juicios de lesa humanidad en Neuquén

El Sindicato de Prensa de Neuquén repudia el intento de operadores mediáticos de grandes medios de comunicación de vincular a trabajadores de prensa de organizaciones con el accionar terrorista, así como la estigmatización de comunicadores populares como instrumentos para el accionar delictivo.
Reconocemos en Nadia París y en el colectivo de radios comunitarias, la radio zona libre y la asociación de familiares y amigos de Luciano Arruga, como un proyecto radial on line que tiene un enfoque propio de la vinculación comunicacional con las víctimas de gatillo fácil.
Conocemos su objetivo de difusión de las voces que no tienen espacio en otros medios, la búsqueda para abrir vías de información contra la impunidad, y las fuertes historias de violencia institucional de la que son protagonistas muchos vecinos y familias que logran micrófono a través de la red radial.
Repudiamos la manipulación informativa e ignorancia revelada en la nota a través de la cual se soslaya como llamativo el conocimiento que tienen “estos dirigentes indígenas” de “cómo funciona el periodismo”; como si en la Patagonia, tal como ocurre en la CABA, las organizaciones populares, de artistas, agrupaciones políticas, barriales, de las villas, de organismos sociales y organizaciones de comunidades originarias no supieran quiénes son los periodistas, cómo funcionan los medios de comunicación, cuáles son los intereses de los operadores mediáticos de los pulpos económicos y dónde se encuentran los trabajadores de prensa que, independientemente del lugar que ocupan en una empresa de medios, son receptivos a tener una mirada diferente a la del empleador.
Es llamativo el uso estigmatizante (en la crónica) de la voz mapuce “lamien” (saludo entre mujeres y expresión de género femenino en mapuce, similar al peñi en masculino) como si fuera un sinónimo de organización juvenil vinculada al RAM, en un claro ejemplo de manipulación informativa.
Hacemos pública nuestra solidaridad con las redes de trabajadores de prensa que buscan caminos alternativos de comunicación, y que son descalificados por colegas que no ejercen una mirada crítica de los hechos, sino trabajan para que se cumpla la hipótesis informativa de la empresa.
Nos solidarizamos con los pueblos originarios que son catalogados como terroristas y delincuentes; nos avergüenza el tratamiento maniqueo de los pools de prensa que por el “click” que cotiza en los portales y en favor de intereses propios, publican barbaridades que disfrazan de la verdad, con investigaciones vergonzosas fundadas en fuentes con fuerte olor a carne podrida.
Aparición con vida de Santiago Maldonado.
logo sindicato de prensa
Sindicato de Prensa de Neuquén
15 septiembre 2017