El Sindicato de Prensa de Neuquén repudia la brutal represión ocurrida hoy viernes por la mañana contra los trabajadores de Maderas Argentinas al Mundo (MAM) en los portones de la empresa, tras más de cinco meses de permanencia en defensa de sus puestos de trabajo.

Nos solidarizamos con el diputado Raúl Godoy (FIT), una de las víctimas del desalojo, que terminó con perdigonazos en sus piernas , así como otros obreros en distintas partes del cuerpo.

A pesar de que los empleados estaban en mediaciones y en tratativas, trabadas pero tratativas al fin, con el gobierno; el fiscal ordenó el desalojo que se hizo en forma violenta y desmedida, a base de balas de goma y gases lacrimógenos; con la participación de más de 150 efectivos contra un puñado de trabajadores.

Instamos a los magistrados judiciales a cumplir con su función de supervisar la legalidad de los procedimientos policiales que ordenan. En este caso nunca se les exhibió a los manifestantes, la orden de desalojo firmada por el fiscal del poder judicial neuquino, Pablo Vignaroli.

Repudiamos la persecución a los actores sociales que se solidarizan con las víctimas del ajuste político – empresarial, en este caso, un diputado provincial electo por los ciudadanos de Neuquén.

Godoy sufrió una fractura de peroné por un escopetazo a quemarropa y por la espalda, cuando intentaba persuadir a los trabajadores para que se alejaran de los pelotones anti tumulto; un disparo que fue descerrajado contra una persona que se interponía para apaciguar ánimos, a sabiendas de que se disparaba a un integrante de la cámara de Diputados de la provincia, de extracción sindical.

 

Raul Godoy

 

Ante la reforma laboral y social que se busca implementar, llamamos a las autoridades políticas y judiciales a actuar en el marco de la legalidad que ofrece la Constitución Argentina y las leyes vigentes.

 

Sindicato de Prensa de Neuquén.

8 de diciembre de 2017