Repudiamos las jubilaciones compulsivas y los despidos encubiertos bajo la figura de desvinculaciones que siguen ocurriendo como sangría de recursos profesionales invaluables en el diario Río Negro.

Gracias a las organizaciones y gremios que nos acompañaron en la radio abierta del viernes 13 de abril para visibilizar el descontento con el accionar empresario.

A los compañeros del Sindicato de Televisión (SAtSaid) por hacer suyo nuestro reclamo y a los delegados de RTN por replicar #NoMasDespidos en Diario Río Negro, al igual que nuestros colegas de Radio UNCCalf.


Gracias a la APDH por acompañar, no sólo en demanda de los puestos de trabajo, sino también en reclamo por la voz de los pueblos que quedarán silenciados con el vaciamiento de las agencias del interior de Neuquén y de Río Negro que se quedan sin sus corresponsales. Al Ceprodh por respaldarnos y hacer visible nuestro reclamo.


Por su apoyo de siempre, gracias a los gremios Ceramistas, a Aten Capital, Ate y las Obreras Textiles; delegadas del Castro Rendón, a la conejal Patricia Jure (FIT), conejal Marcelo Zúñiga (Unidad Ciudadana) y el diputado provincial Raúl Godoy (FIT).


En la Legislatura de Neuquén fue girado a comisión el proyecto de declaración del diputado Raúl Podestá (Frente Grande) para que se declare la preocupación por los despidos encubiertos y las jubilaciones compulsivas de Editorial Río Negro SA., y estamos a la espera de la sanción en la Cámara en la próxima sesión.

 

 

No más despidos en Prensa, exigimos el cese de los despidos y el maltrato a los trabajadores y trabajadoras que, a lo largo de estos años, han posicionado al diario Río Negro como uno de los más importantes de la Patagonia.

Sindicato de Prensa de Neuquén

Abril de 2018